Peña Nieto, un país moribundo, y una película exitosa (La Dictadura Perfecta)

20 octubre 2014

Carmelo_Vargas

Para que una película mexicana, capte la atención del público, y logre ser aclamada, aplaudida y admirada, es porque tuvo que adecuarse a los estándares de calidad en la producción, dirección, actuación y guión cinematográfico.

Sin embargo, eso no era todo para La Dictadura Perfecta, se tenían que dar dos, tres, cuatro, cinco y los pasos que fueran necesarios para salir adelante. En un país como México, donde la libertad de expresión y prensa están cada vez más amenazadas, resulta imprescindible ponerse de pie y aplaudir a la obra maestra estrenada el pasado fin de semana en los cines de toda la República Mexicana.

Luis Estrada, el realizador de este filme, merece un monumento: venció al sistema político mexicano y al poderío de la televisora más grande de América Latina. El enorme aporte del director mexicano, no ha sido el avergonzar a quienes nos gobiernan, mucho menos exponer el cómo se maneja un político carente de inteligencia.

La_Dictadura_PerfectaAquí, lo realmente admirable, es la profunda voluntad de querer hacer las cosas de manera extraordinaria. Años atrás, alguien debió haber tenido la misma inquietud de denunciar la forma primitiva de hacer política, pero seguramente, ese “alguien” tuvo miedo a la represión, a la venganza, a la persecución, a las amenazas…lo ablandaron.

La inteligencia de Luis Estrada, rebasa a su misma valentía, y eso es apreciable.

¿Cuántos Carmelos Vargas existen en México? De entrada, hay 32 gobernadores y un jefe de Gobierno del D.F., 500 diputados y 128 senadores; anexemos a los integrantes del gabinete legal y ampliado, subsecretarios, directores, subdirectores, jefes de área; ahora incluyamos a diputados locales, alcaldes, síndicos, regidores; agreguemos a presidentes de partidos nacionales, estatales y municipales.

En México, existe otro planeta: Carmelolandia.

La Dictadura Perfecta, refleja la situación de ese planeta que no tiene nada de imaginario, sino todo lo contrario. En este instante, Luis Estrada se suma a los millones de pensamientos de las clases menos privilegiadas: cualquier fantasía, es superada por una realidad dolorosa, tremenda, desgarradora, angustiante.

Después de ver La Dictadura Perfecta, ya millones estamos más que convencidos de cómo llegaron al poder los que nos gobiernan. ¿Cómo evitarán que México se siga desangrando? Esa es la pregunta que nos hacemos los hambrientos, los desempleados, los secuestrados, los desaparecidos, los sin esperanzas, lo sin sueños, los sin vida.

Todo se le junto al gobierno de Enrique Peña Nieto: los homicidios incrementan, la economía se desploma, la ingobernabilidad aumenta, el hastío social se multiplica, los ladrones son quemados vivos, la injusticia es el apellido de México, los funcionarios federales son rateros y corruptos, Ayotzinapa es una plaga apocalíptica…y por si faltara algo, se exhibe La Dictadura Perfecta.

“Los Pobres También Aman”, era la telenovela preferida de Carmelo Vargas, incluso pagó para casarse con la actriz principal de esa trama. Y como a los pobres hay que hacerles ver que también pueden amar, entonces hay que traerles al Papa Francisco, para que en él recaigan todas las oraciones y peticiones que el gobierno priista no podrá atender jamás.

La Dictadura Perfecta, representa el pasado, el presente y el futuro político del país.

Antes de que pase cualquier cosa, habrá que adquirir el mayor número de DVD o Blue Ray de La Dictadura Perfecta, para que cuando las generaciones futuras pregunten cómo fue que inicio la telepolítica, se les pueda mostrar la película de Luis Estrada, y comprendan que el descaro y el cinismo, son valores partidistas que deben perdurar por siempre.

La Dictadura Perfecta: ¿alguien quiere ir a votar en las próximas elecciones federales?

Por Luis Enrique Rocha Garnica (@luis_journalist)

10712976_10204985544816566_9160196371292657262_n




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.