¿Planean renuncia del Secretario de Hacienda?

2 abril, 2019

Las cosas en el gabinete de Andrés Manuel López Obrador, están color de hormiga, y ya son varios los indicios que hay, como para afirmar que el primer funcionario cesado en el gobierno federal, será el secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa Macías.

Las prestigiadas plumas de Ricardo Raphael y Hernán Gómez Bruera –ambos columnistas de El Universal-, han planteado escenarios propios para suponer que Carlos Urzúa no aguantará más la presión al interior de la Cuarta Transformación.

“A todo gobierno le ocurre durante sus primeros meses: los responsables del gabinete están bajo observación y por eso suele especularse sobre la permanencia en su cargo.

“Desde el pasado mes de diciembre se dice que la definitividad en el puesto, dentro del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, no se confirmará hasta después del Día del Niño, el 30 de abril.

“Si bien el ocio lleva a proponer la salida pronta del gabinete de distintos colaboradores, desde adentro la atención se centra en un funcionario principal: Carlos Urzúa Macías, el secretario de Hacienda.

“El presidente colocó en manos de esta persona uno de los desafíos más complicados de su mandato: reformar la Hacienda Pública para que se multiplique, tanto la inversión en infraestructura como en transferencias a las poblaciones más vulnerables, sin incrementar impuestos, ni incurrir en deuda o déficit.

“Esta combinación de instrucciones es muy difícil de armonizar y si Carlos Urzúa no lo logra, veremos, en efecto, muy pronto su cabeza rodar, no tanto por el eventual incumplimiento de las metas, sino por no haberse atrevido a disentir de su jefe”, escribió Raphael el 28 de marzo.

En tanto, Gómez Bruera, escribió lo siguiente el 2 de abril.

“Entre los círculos cercanos al presidente cada vez se comenta más que el también dueño de la casa de bolsa Vector busca debilitar al secretario de Hacienda, Carlos Urzúa. Incluso podría estar buscando su cabeza, sin reparar el daño que eso puede causar al proyecto de la 4T y al propio presidente”.

Más que una guerra de pensamientos entre los columnistas, hay una seria decepción de cómo se han manejado las finanzas en el país. Es tan difícil el momento, que muchos piden al presidente López Obrador, que busque asesoría entre los ex secretarios de Hacienda, Luis Videgaray Caso y José Antonio Meade Kuribreña, con quienes mantiene una relación cordial.

La cabeza de Urzúa está en la guillotina…la economía del país también.

¿Qué tiene que hacer el presidente ante esta terrible circunstancia?

Editorial




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.