¡Que renuncie Edgar Olvera Higuera!

30 Mayo 2016

Edgar_Olvera

La ciudadanía de Naucalpan, vive uno de los peores momentos de su historia, y es que la inseguridad ha derrumbado la paz y la armonía de miles de familias -que abandonadas por el presidente municipal-, solo ruegan día, tarde y noche, para que sus seres queridos no sean asaltados, secuestrados o victimados, como ha sucedido en los últimos días.

Calificar de inepto, nefasto y corrupto a Edgar Olvera Higuera, ya sería redundar en señalamientos fáciles y/o lógicos. Sin embargo, estas apreciaciones ciudadanas son nada, cuando en el panorama del gobierno municipal se habla de dos personas muertas y una decena de heridos, durante un terrible percance en las Torres de Satélite.

Las historia es triste e indignante: vecinos cansados y hastiados del gobierno de Edgar Olvera, acudieron a manifestarse a dicho lugar, con el fin de que sus reclamos fueran escuchados, y de que su sufrimiento tuviera alguna resonancia en los gobiernos federal y estatal.

Nada de esto pasó, ya que un joven atropelló a una decena de personas, con resultados fatales.

Dicen que el “hubiera” no existe, pero en este caso, hasta se fortalece.

Si el gobierno de Naucalpan, trabajara de manera correcta, los vecinos no se “hubieran” manifestado. Si Edgar Olvera, fuera un alcalde honesto e inteligente, la ciudadanía no “hubiera” hecho sentir su enojo y decepción. Si los funcionarios panistas naucalpenses, no fueran tan corruptos, la sociedad no “hubiera” exigido la dimisión del presidente municipal.

En estos momentos, hay una sola petición que une a todos los sectores de Naucalpan: que renuncie Edgar Olvera Higuera a la alcaldía.

Las amas de casa, los estudiantes, los académicos, los trabajadores, los empresarios, los comerciantes, los habitantes de las zonas populares, los que viven en zonas residenciales, los transportistas, los mismos policías, incluso los panistas, ya no quieren saber nada de su presidente municipal.

Esto es algo insólito: en tan solo seis meses de gestión, Edgar Olvera se ha echado encima a cientos de miles de personas. Todas las mujeres y los hombres, hablan mal de quien dijo “iba a cambiar los destinos del municipio”, lo cual fue una farsa total, porque hoy día, nadie está seguro en Naucalpan.

Esta situación, simple y sencillamente, no puede tolerarse ni soportarse más.

¿Qué quiere Edgar Olvera? ¿Cuál era su urgencia de ocupar la Presidencia Municipal? ¿Buscaba ser más rico, más influyente, más poderoso? ¿Quería apresurar mejores perspectivas económicas para él, para su familia, para sus compadres y comadres?

En ese punto, el alcalde puede estar satisfecho, porque hay que ver cómo todo su círculo cercano, ya cuenta con licitaciones ganadas en obra pública y en otras áreas de vasta importancia, y que requieren a proveedores que puedan surtir sus millonarias solicitudes.

Lo que sucede en Naucalpan es tan terrorífico, que los habitantes del municipio se preguntan si es Edgar Olvera el presidente o si la delincuencia organizada es la que se sienta en el escritorio principal del Ayuntamiento.

¿Nunca van a quitar el alcalde a Arturo Rodríguez García? ¿Acaso cree Olvera Higuera que el papel del Comisario, es eficiente? ¿Cuáles son los resultados “eficientes” como para que ese funcionario tenga un salario muy por arriba de su capacidad?

Y eso que solo estamos hablando de la seguridad ciudadana, porque si nos vamos a analizar detenidamente el papel de las otras áreas, vomitaríamos al encontrar tanta transa, corrupción, abuso de poder, influyentismo.

Edgar Olvera, no puede ni sabe gobernar; es un fracasado.

Edgar Olvera, no tiene inteligencia ni visión; es un inepto.

Edgar Olvera, le ha dado el poder a gente corrupta; es un irresponsable.

Edgar Olvera tiene que renunciar, y mientras más pronto, mucho mejor.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.