Raciel Pérez CRUZ…AZUL

23 septiembre, 2019

Las recientes informaciones que dan como un hecho que el equipo Cruz Azul, construirá su nuevo estadio en el municipio de Tlalnepantla, es para poner a pensar a toda la comunidad de esa localidad, pues conociendo la corrupción que impera en el gobierno de Raciel Pérez Cruz, habrá que estar muy atentos sobre las condiciones en las que se construirá el nuevo estadio.

Las dudas y sospechas las alentó el mismo Raciel, quien siguiendo su política de cero información y nula rendición de cuentas, solo mencionó que se reunió con los hermanos Álvarez Cuevas, para analizar la posible construcción de la sede deportiva cementera en la demarcación.

Lo que no ha dicho el presidente municipal de Tlalnepantla, es que la directiva del Cruz Azul, puso como condicionante para construir el estadio en esa localidad, adueñarse de la concesión de los residuos sólidos urbanos del tiradero municipal, lo cual significa decenas de millones de pesos.

En este sentido, los tlalnepantlenses, ya pueden hilar el por qué Raciel Pérez Cruz, retiró la concesión a la empresa que operaba al tiradero municipal, pretextando un problema serio de salud. Sin embargo, ahora con lo del estadio del Cruz Azul, el alcalde puede añadir que la directiva del importante club deportivo, “contribuirá a mejorar el medio ambiente”.

¿Qué extraño que Cruz Azul haya puesto sus ojos en Tlalnepantla, no? ¿A poco los directivos cementeros no sabían que Raciel Pérez Cruz, ha convertido a su municipio en el hogar de la delincuencia? ¿Quién o quiénes le dieron el “pitazo” a los hermanos Álvarez Cuevas, de que Tlalnepantla estaba urgido de entablar negocios con quien pusiera más dinero?

Falta poco tiempo para que Cruz Azul anuncie su nuevo estadio en Tlalnepantla.

No eligieron ese lugar por ser el más próspero, sino por ser el que se presta a todo.

Editorial




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Yizbeleni Gallardo Bahena

Da gusto saber que no es leal a AMLO, el presidente es una mierda de ser humano y Pérez Cruz no; el estadio es una gran noticia.