Reglas claras para los partidos políticos / Por Rosa María Oviedo Flores

17 febrero 2014

Partidos_Políticos_MéxicoEn nuestro país era ya una necesidad imperiosa regular de manera eficaz y puntual el sistema de partidos, México afortunadamente ha transitado por el camino de la alternancia legitimando la democracia, pero debemos tener una organización de partidos a la altura de las expectativas.

Hemos de reconocer que muchas de las críticas a este sistema son justificadas cuando observamos el negocio familiar que representan algunas organizaciones, o la manera en que se le asignan recursos públicos a organizaciones que no tienen fuerza ni representatividad.

Actualmente la regulación acerca de los partidos esta normada por la ley electoral COFIPE (Códifo Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales), pero está, ha quedado corta contra la evolución de la realidad político-social. Necesitamos una ley que regule y genere un sistema fuerte y representativo.

La reforma de estado en donde se adicionan, derogan y reforman en materia político-electoral diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, da la prerrogativa para la creación de la Ley General de Partidos Políticos, que regule la constitución de ellos, su vida y actividad.

La creación de esta ley pretende erradicar la opacidad que se da al seno de los partidos políticos, falta de democracia interna y de transparencia, así como el manejo siempre tan cuestionable de los recursos públicos o de los recursos que pueden llegar a través de otras vías.

De hecho, este aspecto, pone en entre dicho la legalidad de los procesos. La iniciativa antes mencionada, tiene como finalidad entre otras cosas buscar un financiamiento más equitativo, igualdad en las contiendas internas y externas, a través de coaliciones y mecanismos de competencia, etc.

Dentro del sistema de partidos políticos, converge la necesidad de regular lo público y lo privado, lo que genera un sin número de tensiones; por un lado cumplen funciones evidentemente públicas, por ejemplo la rendición de cuentas de los recursos públicos, pero sus estatutos y programas de acción pertenecen al derecho privado, como manifestación del derecho de asociación y libertad de expresión que poseen los individuos.

La reforma al Artículo 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos es el fundamento legal para que crear esta ley así como las adiciones, reformas o derogación de otros artículos relacionados con el tema y que afortunadamente no es más que la suma de acuerdos alcanzados por nuestros legisladores dejando a un lado intereses personales o de los mismos partidos.

Partidos_Políticos_México_Se debe de buscar que la Ley General Partidos Políticos establezca:

+ La distribución de competencias entre la Federación y las entidades federativas en materia de partidos políticos.

+ La ley reconocerá ya al Instituto Nacional Electoral en lugar del IFE.

+ La Constitución y registro de los partidos políticos.

+ Los principios elementales que deberán contener los documentos básicos de cada partido, como no ir en contra de la Constitución o de las leyes que ella emanen, la obligación de conducir sus actividades por medios pacíficos y por la vía democrática; y la obligación de promover la participación política en igualdad de oportunidades y equidad entre mujeres y hombres entre otros.

+ La forma elemental en que deberán integrarse los órganos directivos del partido.

+ Obligaciones y derechos de los partidos políticos.

+ Derechos y obligaciones de los afiliados.

+ Equidad para todos los partidos en espacios de radio y televisión.

+ Fiscalización de egresos e ingresos, topes de gastos de campaña.

+ Reglas generales sobre las coaliciones, tipos, convenios.

+ Causas de la pérdida de registro, como no obtener el 3% de la votación total emitida entre otras.

Hay una necesidad de un sistema de partidos políticos sólido; es también incuestionable que el cambio y la transformación de los sistemas de partidos, es un rasgo necesario para el funcionamiento de los sistemas democráticos, si se enfatiza en el aspecto de la capacidad de adaptación a las transformaciones sociales que deben mostrar los partidos.

Asimismo, no debemos olvidar, que el fin último de los partidos políticos, es la participación de sociedad a través de sus representantes, por lo que hay que trabajar arduamente en la percepción de la confianza de los ciudadanos, y recuperar su sentido de pertenencia con sus representantes, para lograr alcanzar la transformación económica, política y social que México requiere.

@RosyOviedo

*La Articulista, es Candidata a Doctora en Administración Pública por la Universidad Anáhuac, Presidenta de NV Nivel Humano A.C., ex Directora General del Registro Civil del Estado de México, y ex Titular de la Región Centro del Consejo Nacional de Funcionarios del Registro Civil.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.