Investigador de la UNAM, planea inhibir en etapas tempranas, el avance del cáncer de mama

23 septiembre, 2013

Cáncer_de_MamaEl doctor en ciencias e investigador del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM, Eduardo Alberto García Zepeda, ha emprendido una labor admirable dentro de los estudios sobre el cáncer de mama.

En su laboratorio del Departamento de Inmunología, el químico fármaco-biólogo y maestro en investigación biomédica básica, estudia la expresión de las proteínas citocinas y quimiocinas, así como de sus receptores, en busca de rutas bioquímicas capaces de detectar la presencia y avance del tumor.

El portal de la UNAM, señala que el investigador, planea inhibir en etapas tempranas el avance del cáncer de mama y evitar su posterior migración o metástasis a otros sitios, generalmente al cerebro, los pulmones o los huesos. “La inflamación inicia al empezar a crecer el tumor, como una reacción del sistema inmune.

“En este microambiente se producen moléculas como las citocinas y las quimiocinas, entre otras, que dan señales de alarma al sistema y avisan que hay un proceso extraño, ajeno a la normalidad”, explicó García Zepeda.

Por su destacado estudio en este rubro, el Instituto Científico Pfizer, le otorgó el Premio de Investigación Básica 2013. La estrategia que lleva a cabo García Zepeda, es conocer este mecanismo a fondo con la caracterización de los participantes, que permita el desarrollo de fármacos más específicos de blanco molecular que detengan el crecimiento y/o metástasis de tumores.

Para seguir la ruta de la inflamación y el inicio del cáncer mamario, el científico estudia el proceso a nivel experimental en líneas celulares humanas, en muestras (biopsias) de pacientes y en modelos de ratones.

“Así podemos probar la actividad de las proteínas y de sus receptores, además de ensayar estrategias para interrumpir el proceso”, comentó. Las quimiocinas atraen a las células del sistema inmune al sitio donde ocurre el proceso maligno, mientras que las citocinas están relacionadas con la activación celular y temporalidad del proceso.

El científico planea profundizar en la relación entre inflamación y cáncer de mama, para conocer a los genes que dan lugar a las proteínas relacionadas con el proceso. “Queremos saber cuáles son los genes que después se traducirán en proteínas y se asociarán con la generación y progresión del cáncer.

“Si conocemos esos genes podemos averiguar cuáles son específicos del cáncer de mama e intentar establecer una relación entre el tipo de tumor y las células inflamatorias, y así proponer herramientas terapéuticas que bloqueen el proceso del cáncer y su proliferación en etapas tempranas, que es nuestra meta final”, enfatizó.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.