Se derrumba el PRI Estado de México

6 julio, 2019
Alejandra del Moral Vela

Lo peor que le puede pasar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Estado de México, no son las derrotas electorales, tampoco el que la gente ya no crea en ese partido, mucho menos el que sus expectativas a futuro sean más que desfavorables.

No…la verdadera derrota del PRI es que se quede sin militantes y simpatizantes.

Desde la pasada derrota presidencial, pareciera que al tricolor lo barrió la aplanadora más grande del universo. Cuando se supo del triunfo de Andrés Manuel López Obrador, no hubo un solo priista que levantara la voz…no les dio tiempo ni para agarrar aire y llorar amargamente.

Todos abandonaron a su candidato José Antonio Meade Kuribreña.

Ahora se sabe que los “grandes priistas”, Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso, llevaron a López Obrador al triunfo, no tanto porque le diseñaron su campaña de principio a fin, sino porque con su corrupción, abuso de poder y enriquecimiento ilícito, hicieron que la ciudadanía odiara al PRI más que a su peor enemigo.

En este año 2019, hay dos palabras que definen al PRI: tristeza y derrumbe.

Esto lo puede firmar Alejandra del Moral Vela, quien como presidenta del Revolucionario Institucional en el Estado de México, ha conocido en carne propia el alejamiento de la militancia, y la poca simpatía que genera su partido en todos los sectores sociales…ya ni siquiera la base popular quiere estar en reuniones con los dirigentes.

El que le programa la agenda a Del Moral Vela, es sin duda alguien que le cae muy mal a la ex alcaldesa de Cuautitlán Izcalli, porque solo para ver que unos 50 o máximo 100 acarreados, se reúnen con ella en cada municipio que visita, es como para darse de sentones en las espinas más filosas de los nopales.

¿Quién le dijo a Alejandra que su sola presencia atraería a cientos de “priistas”?

Lejos, muy lejos quedaron esos tiempos para la también ex directora de Bansefi. Todos recuerdan cuando Del Moral hacía campaña rodeado de miles de personas, quienes le prometían cientos de votos, y que le juraban lealtad eterna. Hoy día, la presidenta del PRI Edomex, tiene que luchar sola ante el fantasma de la desaparición del partido y del alejamiento total de sus bases ciudadanas.

Lo mejor que le puede pasar a Alejandra, es que su gestión se termine lo más pronto posible.

El gobernador Alfredo del Mazo Maza no le ha ayudado en nada al tricolor mexiquense: corrupción, ineficiencia, conflictos de intereses, inseguridad al máximo, alejamiento de inversiones, fallidas estrategias contra la delincuencia…estos sin duda también son factores determinantes para que la gente no quiera ver al PRI ni en pintura.

En las próximas elecciones de 2021, el PRI Estado de México verá su mala suerte.

Así las cosas en el desprestigiado tricolor.

Todo lo que sube tiene que bajar, es una ley de la física…pero también, es la ley que castiga sin misericordia a todos aquellos vividores, corruptos, mercenarios, delincuentes y malhechores, que cuando estuvieron en su reino, despojaron a los más pobres, hirieron a los más necesitados, y saquearon a los que no tenían para comer.

Bienvenidos a la cruda realidad, priistas.

Enrique Vargas del Villar, ya predijo que el PAN gobernará al Estado de México en 2023.

Tomen en cuenta esas sabias palabras.

El PRI está muerto.

Por Luis Enrique Rocha. @luis_journalist




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.