Terrorismo en México, ¿quién nos protege?

19 Noviembre 2015

Terrorismo en México

Los atentados terroristas suscitados en París el pasado 13 de noviembre, no solo generaron miedo y terror en cada rincón de Francia, sino en todo el mundo. Los trágicos hechos donde perdieron la vida más de 100 personas, han transformado la forma de actuar de todos los gobiernos.

Sin duda hay un antes y un después de los ataques a la Ciudad Luz.

Ahora los grupos extremistas solo requieren a cinco o seis jóvenes que estén dispuestos a morir por los “enemigos de Alá, Mahoma y el Islam”. Estos jóvenes darán su vida no sin antes haber ocasionado un desastre mayor.

Eso es lo que desea el Estado Islámico: una decena de personas dispuestas a sacrificarse.

Lo acontecido ayer en Honduras, tiene que preocuparnos mucho a los mexicanos. Las autoridades el país centroamericano, detuvieron a cinco sirios que utilizaron pasaportes falsos para poder entrar a esa nación.

Los sirios no tenían como plan principal residir en Honduras o tomarse unas lindas vacaciones ahí. Para nada. Tal vez el plan de los árabes era llegar a Estados Unidos, valiéndose de los “coyotes”.

Es decir, los sirios tenían que pasar por México para llegar a Estados Unidos. Basándonos en una segunda hipótesis, podríamos pensar que las personas de Medio Oriente querían instalarse en nuestro país, para establecer contacto con los principales cárteles del narcotráfico.

Este es un punto más que medular: los extremistas requieren también a organizaciones criminales que provoquen las masacres que sean necesarias con tal de lograr su objetivo. Más aún, el Estado Islámico tiene que recibir mucho dinero para seguir con sus planes de destrucción masiva.

Como podemos ver, el dinero no es problema para los cárteles mexicanos.

Extremismo religioso, gente con odio, narcotráfico…la fórmula perfecta.

¿Pero qué están haciendo las autoridades mexicanas para evitar que nuestro país se pueda convertir en un blanco perfecto para los terroristas? Nada. Nuestro gobierno no nos pueden garantizar paz y seguridad.

Ni siquiera tienen rastro de dónde se encuentra el Chapo Guzmán.

Entonces si el gobierno de Enrique Peña Nieto, no puede dar con uno de los criminales más peligrosos, tampoco podemos pedir que ubiquen algunas células terroristas en el país. De hecho, apenas se conoció un caso en el Estado de México.

Las unidades del llamado Mexibús –que corre de Ecatepec a La Quebrada-, fueron incineradas intencionalmente. El hecho se lo adjudicó la Secta Pagana de la Montaña, en protesta por la “modernización”.

Cuidado, mucho cuidado, porque estos siniestros planeados a la perfección, debieron encender las alertas de los gobiernos federal, estatal y municipal. Si el hecho fue mandado al archivo, como comúnmente se hace, pues las autoridades han cometido un grave error.

La Secta Pagana de la Montaña, ya dio un aviso. El terrorismo puede incluso ya estar operando en México. No hay que cerrarnos la mente, somos vecinos del principal enemigo del Estado Islámico.

¿Quieren pegarle a Estados Unidos?

Entonces hay que llegar a México…eso lo saben muy bien los terroristas.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.