Tlalnepantla, al borde del caos social

5 octubre 2015

Alfredo_Martínez_González

Las incontables protestas que han realizado los vecinos del municipio de Tlalnepantla deben de tener consecuencias muy pronto. No es posible que el actual alcalde, Alfredo Martínez González, se siga escudando con el antiguo pretexto de que el anterior edil y actual diputado federal, Pablo Basáñez García, le dejó un desorden político, administrativo, social y financiero, y que por eso la delincuencia ha paralizado por completo a miles de familias.

No hay colonia en Tlalnepantla donde no hayan ocurrido hechos por demás lamentables en los últimos meses. En particular, podemos mencionar San Juanico, Los Reyes Ixtacala, El Tenayo, Santa Cecilia, San Rafael, La Romana, Tequexquinahuac, Valle Dorado, Arboledas, Santa Mónica, Viveros del Valle, incluso parte de Ciudad Satélite.

Asaltos a casas habitación de manera violenta, robos al transporte público, secuestros express, incremento del narcotráfico, y cero respuesta policial, es la situación que viven los habitantes de uno de los municipios más importantes a nivel nacional.

También habrá que considerar que la delincuencia organizada ya pide dinero a las empresas asentadas en la localidad, “para que no les pase nada”. Es decir, no hay sector en Tlalnepantla que se salve de la inseguridad.

Solo hay dos familias que sí tiene seguridad las 24 horas del día: la del actual presidente municipal, Alfredo Martínez González, y la de Pablo Basáñez García, ahora legislador. De ahí en fuera, hasta la misma clase política ha sido vulnerada por los criminales.

Ante eso, es muy loable resaltar la determinación y valentía de la regidora panista Ángeles Dueñas Nava, quien ha solicitado de manera urgente la comparecencia del Comisario de Seguridad Ciudadana, Óscar Ignacio Trejo González, para que al menos ofrezca un mínimo reporte de todos los errores garrafales que ha cometido estando al frente de dicha dependencia.

Dueñas Nava, también exhortó al alcalde Alfredo Martínez González, a que considere a la ciudadanía en la toma de decisiones respecto a la seguridad. Este punto es muy importante, porque si el edil solo le hace caso a las órdenes de Pablo Basáñez García…pues sí que está complicado.

Tlalnepantla, está al borde del colapso, y al parecer al presidente municipal le vale un cacahuate.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.