Tlalnepantla de Baz, el Municipio Sólido / Por Luis Enrique Rocha Garnica.

15 marzo 2010

El municipio de Tlalnepantla de Baz, se encuentra en una etapa de constante renovación administrativa, pues en el rubro de mejoras en obra pública y de participación política dentro del cabildo, se nota una clara tendencia a fortalecer los principios que deben de regir en todo acto de gobernabilidad: debate respetuoso y apertura de ideas, son el sinónimo de las aprobaciones a las leyes, en este municipio.

Lejos de caer en un protagonismo partidista, Arturo Ugalde Meneses (Don Arturo, le llaman quienes lo conocen de varios años), es una referencia política importante en el estado de México, tanto para sus correligionarios como para la oposición. Su liderazgo tiene como base dos distintas etapas: Presidente del Comité Directivo Estatal del PRI y sus dos gestiones como alcalde, incluyendo este periodo.

Después del desastre económico que dejó la anterior administración panista, Ugalde Meneses, empezó su estrategia política al tener como sus principales aliados a los líderes de las comunidades, a quienes les informó sobre cómo marchaban las cosas en el municipio, económicamente. Al buen entendedor, pocas palabras. Hoy día, Tlalnepantla es tal vez el único municipio que cuanta con una sólida infraestructura tanto material como humana, para lograr los avances que ha tenido.

Los Foros de Consulta Ciudadana, le dieron al municipio el verdadero nivel político que se deseaba; en este aspecto fue fundamental la visión y la labor social de Eduardo Romero Ramírez, quien tiene el perfil que hace mucho no se veía entre los políticos jóvenes del PRI mexiquense.

En fin, hay inversiones a gran escala, destinadas a las colonias populares; las familias de menos recursos cuentan con apoyos básicos; los alumnos tienen becas por aprovechamiento. En una palabra, Tlalnepantla ha retomado su liderazgo en el estado de México.

Sin embargo, falta mucho por hacer, hay que tratar de combatir la delincuencia con más firmeza y mejores operativos, no se debe de descuidar ese sagrado momento de que las familias van y se sienten relajados al sentarse en el jardín de la explanada municipal.

Arturo Ugalde Meneses, ¿podrían copiar su ejemplo algunos alcaldes?




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.