Twitter: el Mesías Cibernético / Por Raúl Rivera.

28 julio, 2010

Desde el principio de los tiempos el hombre ha preferido vivir agrupado en cúmulos sociales, creó reglas, pero sobre todo creó niveles, estratos, rangos, y demás, para dirigir o ser dirigido, para ordenar o cumplir órdenes. Así pues, las redes sociales no son la excepción -entiéndase por red aquella que atrapa y mantiene cautivas a sus presas- y llama de manera muy interesante la atención la carrera ciega que han emprendido muchas personalidades del medio artístico- político e intelectual para acaparar seguidores interesados en los mas inútiles detalles de la vida privada, opiniones personales y bueno en ocasiones hasta horarios esfinterinos de sus más preciados ídolos, todo con el único fin de saberse parte del elitista grupo de amigos de habla.

Pero la cosa no para ahí, el famoso tiene que saber de la existencia del fan, ¿Cómo lograr una despótica mirada cibernética? ¿Cómo conseguir que mi adorado dios se tome la molestia de leer, analizar e interesarse en un comentario mío? Y como triunfo magno, que me envíe una respuesta por mínima que esta sea (al final de cuentas para eso soy su paciente seguidor)… y si algún día, por más lejano que este sea, mis plegarias son escuchadas, tendré ese tan preciado trofeo: SU RESPUESTA.

En Twitter en particular, la dinámica es la misma: el famoso anuncia su llegada con bombo y platillo con un “Hola Banda Twitera”, como lo hace Alex SynteK; o un “Buen Día Señores, Listo Para la Vida”, de Mauricio Castillo.

Ya durante el día, se convierten en seres mentalmente camaleónicos, pasando de poetas a analistas políticos y hasta severos críticos del diario acontecer nacional, los hay hasta increpantes presidenciales cantando tiros sin importar investiduras ni rangos: Manuel Espino, quien por cierto le deja claro a Felipe Calderón, su desacuerdo en la toma de decisiones y !le deja su número de Nextel infantilmente encriptado! : @FelipeCalderon Hoy he sido informado de varios intentos tuyos de manipular a la ODCA como al PAN. Me urge hablar contigo del tema. 21DAD7B9-.

Las redes sociales sean virtuales o palpablemente invadepredios, son por otra parte un apetitoso banquete de poder para astutos lideres de conciencias. Es innegable la creciente existencia de grupos intelectuales, culturales y de pensadores de alto nivel que pareciera esperan pacientes la llegada del Mesías Cibernético.

En esta fauna tuitera o feisbuquiana, como en la vida, se mira de todo: hacendado, capataz y peón, viva pues nuestra nueva realidad por surrealista que parezca y aprovechemos que tenemos tan a la mano en el mismo Twitter a Felipe y a Andrés Manuel para pedirles que unifiquen sus presidencias y tapen los megabaches de mi calle por cierto nada cibernéticos.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.