Un mes sin el Chapo ( EPN, no existe)

12 agosto 2015

oz17Y8thBgb2OrTM5fK3qw_r

Se ha cumplido un mes de la fuga de Joaquín Guzmán Loera del Penal de Máxima Seguridad (?) del Altiplano, y las investigaciones sobre su paradero, simplemente son insignificantes; nadie sabe, nadie supo, nadie vio lo que sucedió aquella madrugada del mes de julio.

¿Qué ha pasado desde que el Chapo está libre? Empecemos: el presidente de la República, fue ridiculizado por analistas y medios de comunicación de todo el mundo; el secretario de Gobernación, fue evidenciado como el funcionario más ineficiente y débil.

La Procuradora General de la República, el director del CISEN, el comisionado de Seguridad Nacional, el director del Penal, y hasta el más humilde policía, son algo menos que estiércol para la opinión pública.

Es decir, el descrédito político de nuestros gobernantes es de tal dimensión, que si en estos momentos no hubiera un gobierno de la República, seguramente las cosas funcionarían mucho mejor para los mexicanos.

¿En realidad para qué sirve Enrique Peña Nieto? El delincuente más buscado de todo el mundo se le fuga; el dólar tambalea a su gobierno; el desempleo y la pobreza, pisotean los discursos de desarrollo; los secuestros, son el pan nuestro de cada día…esto ya es el Apocalipsis.

El presidente, y toda la lacra gubernamental, deberían de hacer una peregrinación a La Villa y darle millones de gracias a la virgencita, de que los mexicanos tenemos mayores preocupaciones y no podemos organizar una auténtica revolución para derrocar a su gobierno.

Han pasado 30 largos días de que el Chapo Guzmán se fugó del Altiplano, y millones de mexicanos ya están viendo a Guzmán Loera como todo un héroe. Su escape, derrumbó por completo la raquítica pared en la que se escudaban Enrique Peña Nieto, Angélica Rivera, y toda la patética administración.

Pasarán dos, tres, cuatro, cinco, seis meses; uno, dos, tres años, y tal vez nunca volvamos a tener noticias de Joaquín Guzmán Loera. Los expertos dicen que el Chapo ya no regresará jamás a una cárcel mexicana, mucho menos a una estadounidense, porque ese ciclo ya terminó para él.

Es tan aberrante el presente político de México, que ya no se sabe si lo peor es la fuga del Chapo Guzmán, la miseria en la que viven millones de familias, o el tener a Angélica Rivera como primera dama.

Así las cosas en el México corrupto, donde se sigue matando a la libertad de expresión.

A un mes de la fuga del Chapo, solo hay algo cierto: Peña Nieto, no existe.

Por Luis Enrique Rocha. @luis_journalist




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Deja tu comentario

Se el primero en comentar

150
wpDiscuz