Un País Obeso / Por Rodolfo Rocha Garnica.

24 enero 2010

Durante muchos años los publicistas mexicanos estuvieron considerados como los mejores del mundo. Su creatividad se hacía patente al diseñar campañas de bebidas refrescantes, comida chatarra y de consorcios multinacionales.

Es digno resaltar, por ejemplo, a Luis Fernando Rojo ( uno de los alumnos más adelantados de Don Ethiel Cervera, fundador del extinto Instituto de Mercadotecnia y Publicidad ), creador de la frase “ entre el zapato y el pantalón está el detalle de distinción”, característico de los calcetines Donelli.

Ahora eso despareció, porque en los canales de televisión abierta ya se dio paso al anuncio de productos de venta directa, tan aburridos y que provocan hartazgo. Muchos de ellos, la mayoría, ofrecen bajar de peso, sin dietas y ¡!! SIN REALIZAR EJERCICIO!!!, solamente basta con apretar un botón desde la comodidad de tu asiento. En pocas palabras, con ello se pretende que el sujeto se haga más sedentario.

Ante tal situación, ¿ como no queremos ser un país obeso ? Pero también ya es tiempo de preguntar a la Secretaría de Salud, a la de Educación Pública y a la de Gobernación, a través de Radio, Televisión y Cinematografía, porque se permite su difusión. Las autoridades lamentan públicamente el hecho de que seamos un país obeso, pero permiten la propagación de ideas que provocan todo lo contrario. Se ve directo, no le busquen más autoridades.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.