Vicente Fox: de Romper el Estado Laico, al Deseo de que Regrese el PRI a Los Pinos.

26 septiembre, 2010

Cuando Vicente Fox Quesada, ganó para el Partido Acción Nacional, la Presidencia de la República, hubo un entusiasmo inagotable para millones de mexicanos; sus palabras, su discurso, su manejo de las masas y su “original” lenguaje, lo hicieron un líder indiscutible. El cambio en México había por fin llegado, decían los precursores de echar al PRI de Los Pinos.

Diez años después de haberse arrodillado ante la Virgen de Guadalupe, de romper el estado laico, de mancillar al Congreso de la Unión y de hacer de Marta Sahagún, la antítesis de lo que no debe de hacer una mujer en el poder; Vicente Fox, se hace presente con unas declaraciones, que a la vez, conllevan su propio deseo: “el PRI, volverá a Los Pinos, en el 2012”.

El periodo presidencial de Fox, dejó muchos claroscuros que hasta el día de hoy, no se han podido resolver; lo peor, es que ni Felipe Calderón, tiene los suficientes pantalones como para mandar investigar toda la corrupción que los hijos de Marta Sahagún, cometieron en contra de todos los mexicanos. ¿Habremos de ver en la cárcel a los hermanos Bribiesca Sahagún? Mientras Calderón, vea cómo pasa el tiempo, por supuesto que no podremos ver la justicia ante esos actos vandálicos.

Ahora, la lectura a las declaraciones de Fox, resulta sumamente visceral: como ya veo a Enrique Peña Nieto en la Presidencia de la República, me salvo yo, aunque se hunda el barco panista, piensa en voz alta el guanajuatense. Esta situación es muy lamentable, porque el foxismo, no representa en su totalidad los principios y valores del PAN. Hay militantes y simpatizantes blanquiazules, respetables y apreciables, pero a sus líderes no les importa si mandan al abismo a este partido político, ahora hasta alianzas con los perredistas están negociando.

Marta Sahagún, ha mandado a traer a sus brujos (como bien lo detalla José Gil Olmos, en su gran libro “Los Brujos del Poder”), y los chamanes le han dicho que sí, que Enrique Peña Nieto está en la antesala de ocupar el poder ejecutivo federal, así que de ahora en adelante muera el rey, y viva el rey.

A los panistas de cepa, a los blanquiazules que llevan tatuados los ideales de Gómez Morín, les aconsejo que ya no den su vida por sus malos políticos; ahora den algo más que su vida, por rescatar sus principios, sus valores, sus razones que le den más grandeza al Partido Acción Nacional. Una cosa es que Felipe Calderón y César Nava, quieran el poder uniéndose al enemigo, y  otra muy diferente, que atropellen los ideales de la dignidad. Siempre, para toda la eternidad, será mejor morir de pie…que vivir de rodillas.

Por Luis Enrique Rocha / Dir. Gral del Portal de Noticias, Política y Estilo.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.