Víctor Estrada Garibay, hunde al PRI Izcalli

23 noviembre 2017

La situación política, económica y social, que se vive en el municipio 121, es totalmente inaguantable y desesperante, no solo para las miles de familias que habitan en esa localidad, sino también para los militantes y simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional, que han visto como el “primer priista izcallense”, ha desatado su furia y coraje contra los miembros de dicho instituto político.

El que Víctor Estrada Garibay, se identifique como priista, ya es cosa de conveniencia para él y para todo su equipo de delincuentes (perdón “asesores”), que trabajan arduamente para exprimir al máximo las finanzas municipales, lo cual es sumamente grave y complicado para el karateca, porque cuando llegue el gobierno opositor a gobernar al municipio, entonces tanto el alcalde como sus secuaces tendrán que escapar del país, si es que no quieren ser encarcelados por los fraudes que cometieron.

Ha sido tanto el robo a manos llenas por parte de Víctor Estrada Garibay, Juan Pablo Alcázar Gutiérrez e Iván de Guadalupe García Díaz , que los opositores ansían la llegada de las próximas elecciones municipales, para empezar a trabajar las estrategias donde se descubran todas y cada una de las transas que se hicieron desde la oficina de la Presidencia Municipal.

Sin embargo, aún hay una cosa más grave para Estrada Garibay: todo el priismo nacional, estatal y municipal, le dará la espalda cuando más los necesite, y eso se debe al enfrentamiento que se ha dado entre el alcalde y la mayoría de empleados priistas del Ayuntamiento de Cuautitlán Izcalli.

En un plazo de dos meses, Víctor Estrada Garibay, ha despedido a cientos de trabajadores clave -no solo en sus funciones administrativas-, sino en el trabajo político social.

El desconocimiento y la ignorancia del alcalde, ha propiciado que Iván de Guadalupe decida los despidos, sin saber que muchas mujeres y hombres, tienen bien detallado el plano electoral municipal, y conocen a los verdaderos líderes de cada pueblo, colonia, fraccionamiento, unidad habitacional y residencial.

En un hecho más que absurdo, Estrada Garibay pretende desestabilizar a Denisse García Domínguez –Síndico Municipal e hija del respetado Fernando Alberto García Cuevas-, solo por el hecho de hacerle la vida imposible al connotado político izcallense, quien también es reconocido por ser parte fundamental de la estructura priista más influyente del Estado de México.

Víctor Estrada dejó de pagar los sueldos de los empleados de la Sindicatura.

¿Esto lo hace un alcalde inteligente o el títere de Juan Pablo Alcázar Gutiérrez?

Ante eso resaltan más cuestionamientos, ¿seguirá Víctor Estrada con su plan macabro, amparándose de que tiene el respaldo de Luis Videgaray Caso, Alfredo del Mazo Maza, Ernesto Nemer Álvarez y Alejandra del Moral Vela?

¿Cómo puede el presidente municipal “priista”, asegurar que mantendrá al PRI en el poder izcallense, cuando ha despedido a personas indispensables para el trabajo electoral? ¿Ya les dijo el medallista “olímpico” a sus padrinos que el Revolucionario Institucional está en tercer lugar de las encuestas ciudadanas, y que difícilmente repetirá el triunfo?

Así las cosas con el edil de Cuautitlán Izcalli.

Víctor Estrada está cumpliendo con la encomienda de hacer perder al PRI.

Lo peor está por venir, ya que en los próximos días, vienen revueltas muy importantes.

Cuautitlán Izcalli, ya no será para el PRI.

¡Felicidades karateca!

(Editorial)

p.d. ¡Felicidades también a Anuar Azar por los consejos que le dio al alcalde!




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.