Víctor Estrada Garibay lleva a Cuautitlán Izcalli a niveles históricos de desarrollo social

29 Diciembre 2016

victor_estrada_garibay

El alcalde de Cuautitlán Izcalli, termina un año positivo tanto para su gobierno como para la ciudadanía, ya que en primer lugar, logró un objetivo importante para el funcionamiento del Ayuntamiento: contrarrestó todos los efectos negativos que generó el gobierno de Héctor Karim Carvallo Delfín, quien no solo heredó un enorme caos político y financiero, sino que también, colapsó las estructuras más importantes de obra pública, seguridad, servicios públicos y organismo de agua.

Carvallo es calificado como el alcalde más corrupto en la historia del municipio.

Sin embargo, a pesar de que el factor de ingobernabilidad propiciado por Carvallo Delfín, derrumbó todos los esquemas de asistencia social, el actual gobierno se dio a la tarea de edificar y reestructurar todos los programas de beneficio para los sectores más vulnerables.

En estos momentos, Estrada Garibay es visto como el presidente municipal que construyó cimientos indestructibles en los temas de educación, pavimentación, reparación de baches, alumbrado público, seguridad, servicios públicos, desarrollo social; atención a la niñez, juventud, adultos mayores y personas con alguna discapacidad.

Dentro de toda la amplia gama de servicios de calidad que ofreció el gobierno en 2016, resalta el gran trabajo emprendido por Mark Oblio Rivera Aguilar, quien al frente del Organismo Operador de Agua (OPERAGUA), sustituyó por primera vez en toda la historia de Cuautitlán Izcalli, la línea de suministro de agua potable en el cruce de La Frontera, beneficiando a 200 mil habitantes de colonias como La Aurora, Lomas de Cuautitlán, La Piedad, Axotlán, Loma de los Gallos, Santa María Tianguistengo, El Rosario, San José Huilango, Infonavit Norte y San Antonio.

OPERAGUA, también rehabilitó 13 pozos con una inversión de 7 millones de pesos, garantizando el correcto abasto del líquido a la mayor cantidad de habitantes de Cuautitlán Izcalli. Asimismo se dio mantenimiento preventivo y correctivo a la infraestructura sanitaria y pluvial de 124 colonias, 13 pueblos y 8 fraccionamientos industriales del municipio.

Cabe destacar que OPERAGUA fue un enorme centro de corrupción durante la administración de Karim Carvallo, quien al pedir licencia para contender por la diputación local y perderla, dejó como alcalde sustituto a Erick Martínez Domínguez, el cual por su paso al frente del organismo de agua, fue acusado de inflar de manera exorbitante los precios en los productos que se requerían para dicha dependencia.

Es así como en este 2016, Víctor Estrada Garibay dio un giro de 360 grados a la forma de gobernar en Cuautitlán Izcalli, desterrando por completo la corrupción gubernamental, el abuso de poder, el enriquecimiento ilícito, la falta de transparencia y la irresponsabilidad política.

(PyE)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.